Archivos mensuales: mayo 2017

Registro Jornada Diaria – Cambio Criterio ITSS

La Inspección de Trabajo ha emitido la instrucción 1/2017, cuyo contenido determina que la falta del control horario no será constitutiva de una infracción en el orden social, dando sentido y unificando criterios con las sentencias del Tribunal Supremo, de 21 de marzo y de 20 de abril, que establecían la no obligatoriedad de llevar un registro diario de la jornada de trabajo de los empleados.

Inspección advierte que la no obligatoriedad del registro no exime a las empresas de respetar los límites de tiempo de trabajo, ni impide a los inspectores emplear otros medios de prueba para controlar su cumplimiento.

La razón de la misma se sustenta en la necesidad de adaptar el criterio contenido en la Instrucción 3/2016 a la doctrina asentada por el Alto Tribunal siendo necesario adecuar la actuación inspectora a la interpretación que el Tribunal Supremo realiza sobre el artículo 35.5 del Estatuto de los Trabajadores en las actuaciones inspectoras en materia de registro de jornada.

Acceda a la Instrucción Técnica ITSS 01-2017

 

 

 

Mayorías en la Junta General de la Sociedad Anónima (S.A.)

En líneas generales, en las sociedades anónimas los acuerdos sociales se adoptan por mayoría simple de los votos de los accionistas que se encuentres presentes o representados; es decir, cuando se obtengan más votos a favor que en contra.

Pero hay que tener en cuenta que no siempre es así: Para determinados acuerdos sociales, el criterio anterior cambia al ser necesaria la concurrencia de un determinado número de accionistas según las decisiones que se sometan a votación. Para que puedan ser aprobados los siguientes acuerdos sociales (…): Sigue leyendo Mayorías en la Junta General de la Sociedad Anónima (S.A.)

Videovigilancia en el ámbito laboral

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo (TS), mediante dos recientes sentencias, ha admitido el uso de las grabaciones de cámaras de videovigilancia para justificar dos despidos disciplinarios.

El Tribunal Supremo concluye la validez de las imágenes pese a que la Ley Orgánica de Protección de Datos prevé que el tratamiento de los datos de carácter personal – como serían las imágenesrequerirá el consentimiento inequívoco del afectado, salvo que la ley disponga otra cosaentendiendo el supuesto enjuiciado está incluido entre las excepciones legalmente contempladas, idoneidad, necesidad y proporcionalidad-, para no exigir dicho consentimiento.

La Sala de lo Social entiende que el tratamiento de las imágenes obtenidas, dirigido al control de la actividad laboral, no hay que someterlo al consentimiento previo de los trabajadores porque está dirigido exclusivamente al cumplimiento del Contrato de Trabajo, añadiendo además que el consentimiento se entiende implícito en la propia aceptación del contrato que implica el reconocimiento del poder de dirección del empresario. En ambos casos, la empresa cuenta con un sistema de videovigilancia por razones de seguridad, no tratándose de una instalación oculta, conocidas por los trabajadores.

Ambos pronunciamientos recuerdan, que las facultades organizativas empresariales se encuentran limitadas por los derechos fundamentales del trabajador, quedando obligado el empleador a respetarlos. La constitucionalidad de cualquier medida restrictiva de los mismos queda determinada por la estricta observancia del principio de proporcionalidad.

En conclusión, a partir de este nuevo pronunciamiento, las empresas podrán utilizar las grabaciones de las cámaras de seguridad como prueba en el caso de que los empleados cometan un acto ilícito, sin que ello vulnere sus derechos fundamentales, siempre que sean conocedores de la existencia de cámaras de vídeovigilancia en su lugar de trabajo. Solo cuando las grabaciones tienen una finalidad diferente a la del cumplimiento del contrato de trabajo, es necesario solicitar el consentimiento expreso de los trabajadores afectados.