La inspección de trabajo y el desplazamiento transnacional

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social, pretende verificar el carácter transnacional de la prestación de servicios, exigiendo que el establecimiento de destino, disponga de soporte material y organizativo en el territorio de destino, desarrollando actividades sustantivas que no sean puramente administrativas o de gestión interna.

De acuerdo con la definición de trabajador desplazado, pasaremos a analizar los siguientes elementos:

i) Contrato de Trabajo: debe existir un contrato de trabajo previo al desplazamiento; si bien nada impide que la empresa concierte un contrato ex novo con el único fin de desplazar a ese nuevo trabajador.

ii) Mantenimiento de la relación laboral: debe mantenerse la relación laboral durante el desplazamiento, de forma que la empresa que desplaza al trabajador sea quien defina los detalles de su trabajo, sufrague gastos de alojamiento, manutención y transporte, disponga de las herramientas, ropa y equipos de trabajo, cumpliendo con las correspondientes obligaciones laborales y de Seguridad Social.

iii)     Temporalidad del desplazamiento: en el sentido de que el trabajador desplazado lo sea para realizar temporalmente su labor en un Estado miembro distinto de que en el que normalmente trabaja.

iv) Nacionalidad de los trabajadores desplazados: cualquiera, siempre que las empresas entren en el marco de la prestación de servicios, y sin perjuicio de que se cumpla el resto de las condiciones legales.

*Es importante tener en cuenta estas directrices de actuación de la Inspección de Trabajo, debido a que van a ser objeto de campaña específica en el próximo año 2017 y sucesivos.

Acceda aquí al Criterio Técnico DGITSS nº 97/2016 – Sobre el desplazamiento de trabajadores en el marco de una prestación de servicios transnacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *