Planes de actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para el año 2016

Con carácter anual, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social programa sus actuaciones conforme a unos determinados planes y objetivos, atendiendo a su función como organismo encargado de la vigilancia del cumplimiento de la legislación laboral y de Seguridad Social.

adfasd

Desde GRUPO SCA queremos informarles de las principales líneas de trabajo de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para el año 2016 cuyos aspectos más destacados son:

Objetivos:

-Mejora de instrumentos legales

-Refuerzo de medios

-Colaboración institucional

Principales áreas a supervisar:

Contratación laboral

  • Control de horas extraordinarias: pago y cotización, registro y control y límite máximo general de 80 horas/año.
  • Contratos temporales: justificación de la temporalidad, encadenamiento de contratos temporales durante más de 24 meses en un periodo total de 30.
  • Contrato a tiempo parcial: registro diario de la jornada de estos trabajadores y registro disponible en el centro de trabajo.
  • Contratos formativos: verificar su finalidad de enseñar un oficio y la correcta distribución de horas de formación y trabajo efectivo.
  • Subcontratación.
  • Empresas multiservicios.
  • ETT´s.
  • Control de las condiciones de trabajo y lucha contra la desigualdad por razón de género, origen racial o étnico o por discapacidad.
  • Becarios y “falsos” autónomos.

Economía sumergida

  • Economía irregular y extranjeros: alta en la Seguridad Social y autorización de trabajo vigente por parte de los trabajadores extranjeros.

Fraude en la Seguridad Social

  • Prestaciones indebidas: control de las causas legales de acceso a la prestación por desempleo para evitar recibir una prestación y desarrollar al mismo tiempo un trabajo de forma ilegal.
  • Empresas ficticias.
  • Diferencias de cotización en relación con el personal de oficinas (Ocupación A): vigente hasta 31 Dic 15.

Prevención de riesgos laborales

  • Riesgos biológicos: campaña para vigilar y comprobar que los centros sanitarios cumplen con las medidas necesarias para mitigar riesgos biológicos.
  • Riesgos musculo-esqueléticos: en empresas de servicios de edificios, fabricación de productos metálicos e industria de la alimentación.
  • Trabajadores jóvenes (entre los 16 y los 24 años).
  • Investigación de AT´s graves, muy graves y mortales.
  • Empresas con índices de siniestralidad más elevados para verificar su sistema de prevención y el cumplimiento de la normativa.
  • Verificar la no obligatoriedad de los reconocimientos médicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *