El Procedimiento Monitorio Notarial

¿Ha adoptado en su empresa las medidas preventivas necesarias para el supuesto de que reciba un requerimiento notarial para cobrar una deuda según la nueva reforma del procedimiento monitorio?

YGFRLDWA

Por dicho procedimiento se nos permite reclamar una deuda líquida, vencida, exigible y acreditada documentalmente, siempre que su origen sea civil o mercantil. Anteriormente, la reclamación mediante Proceso Monitorio se encontraba reservada a nuestros Tribunales, pero con la nueva reforma legal, se abre la puerta a que, desde las notarías, sea posible reclamar deudas pendientes, lo que supone un medio más ágil para reclamar deudas considerando la habitual demora que se produce en nuestros órganos judiciales dada la falta de medios.

Ahora un acreedor podrá acudir al Notario del domicilio del deudor que conste en el documento que acredite la deuda, o al de la residencia habitual del deudor o al del lugar en que el deudor pudiera ser hallado. Una vez en la notaría el Notario estudiará si la deuda que se le presenta genera o no duda y consignará todos los datos relativos al buen fin de la reclamación (facturas, nombres, domicilios, etc.)

Una vez cumplido lo anterior, el Notario requerirá al deudor para que pague al acreedor en un plazo de 20 días civiles. En caso de que el deudor no pudiere ser localizado, el Notario dará por terminada su actuación, haciendo constar tal circunstancia y quedando a salvo el ejercicio del derecho del acreedor por vía judicial.

Una vez notificada la existencia de este procedimiento al deudor, este puede actuar pagando la cantidad adeudada y acreditándolo ante el Notario, o puede oponerse a tal reclamación presencialmente, alegando lo que considere oportuno. En ambos casos el proceso notarial finalizaría: en el primero de ellos por el pago de la deuda por lo que se cumpliría lo que motivó el uso de este procedimiento, y en el segundo de ellos por oposición, pudiendo acudir el acreedor a la vía judicial de manera voluntaria (el monitorio judicial obliga a presentar demanda en el plazo de un mes desde la oposición).

En caso de que no se produzca ninguna de las situaciones anteriores, siempre que se haya notificado correctamente, el Notario dejara constancia de esta situación, lo que supone la constitución de un documento extrajudicial ejecutivo que podrá ser reclamado ante los Tribunales, lo que acorta los plazos a la hora de recuperar la deuda judicialmente.

Hay que señalar el hecho de que no toda deuda se puede reclamar por esta vía. Las siguientes deudas se excluyen del Monitorio Notarial:

a) Las deudas que se funden en un contrato entre un empresario o profesional y un consumidor o usuario.

b) Las basadas en deudas con una Comunidad de Propietarios.

c) Las deudas de alimentos en las que estén interesados menores o personas con la capacidad modificada judicialmente, ni las que recaigan sobre materias indisponibles u operaciones sujetas a autorización judicial.

d) Las reclamaciones en la que esté concernida una Administración Publica.

En caso de que pretendan reclamar una deuda a través de este medio o les haya sido notificada la existencia de un Proceso Monitorio Notarial contra usted o su empresa, les recomendamos que cuenten con la ayuda de un profesional que les asesorará para que las actuaciones encaminadas al cobro de la deuda lleguen a buen fin o, en caso de que sea usted el demandado, para oponerse si la reclamación no cumple con todas las formalidades necesarias o no tiene base para ejercitarse y en cualquier caso, pueda adoptar las medidas oportunas preventivas, especialmente si representa usted a una persona jurídica (atención a los plazos, los períodos vacacionales, el encargado de recepcionar este tipo de actuaciones, etc.).

Para cualquier cuestión al respecto puede dirigirse al Departamento Legal de Grupo SCA pinchando aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *