¿Cómo recuperar la Plusvalía Municipal?

El Tribunal Constitucional ha declarado recientemente que el pago de la plusvalía era contrario a la constitución, siempre y cuando el contribuyente, persona física o jurídica, haya transmitido un inmueble a pérdidas, lo que abre la vía a la posibilidad de que muchos afectados puedan reclamar en el futuro.

La justificación legal del pago de este impuesto se encuentra en el artículo 104 de la Ley de Haciendas Locales, donde se grava el incremento de valor que experimenten los terrenos y este se ponga de manifiesto como consecuencia de la transmisión de la propiedad de los terrenos por cualquier título (compraventa, herencia, donación o adjudicación por ejecución de hipoteca). Como podemos observar, la propia redacción juega a nuestro favor.

Pero, ¿qué tienes que hacer para recuperar la plusvalía a pesar de haber perdido dinero en la venta?

Para comenzar, deberemos haber perdido dinero con la transmisión del inmueble. Esto no garantiza la devolución, pero es una condición necesaria para poder hacer la reclamación.

Asimismo, la venta se haya producido con posterioridad a febrero de 2013. Si la venta se hizo antes, ya ha prescrito y no se puede reclamar.

Si cumples estos requisitos, lo primero que tienes que hacer es interponer un escrito de rectificación y devolución ante el Ayuntamiento donde se pagó el impuesto. Normalmente será rechazado, al no haber aún una sentencia a nivel estatal.

En caso de ser rechazado, el siguiente paso será la interposición de un Recurso de reposición o una Reclamación económico-administrativa en el plazo de 30 días desde el rechazo ante el mismo órgano que lo dictó o interponer una Reclamación económico-administrativa ante el Tribunal Económico-Administrativo municipal competente. El recurso de reposición es potestativo, ya que puede omitirse e interponerse directamente la reclamación contencioso-administrativo.

Por último, si ninguno de los pasos anteriores ha surgido efecto en la administración, deberemos acudir a la vía judicial. En caso de que se desestime el recurso de reposición o reclamación, se agota la vía administrativa y se abre la vía judicial. Se procede entonces, en el plazo de dos meses, a presentar un Recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia competente.

En Grupo SCA contamos con un equipo de abogados especializados en litigación, quienes estudiarán su caso y le indicarán si es posible recuperar el impuesto abonado. Si desea consultarnos o que analicemos su caso en particular, puede ponerse en contacto a través de la siguiente dirección de correo: legal@gruposca.com.