Como realizar una buena selección de personal

Una de las bases principales de una organización son las personas que forman parte de las misma.Seleccionar buenos candidatos es lo más importante para una compañía ya que de esta decisión dependerá el futuro de la misma, por eso es imprescindible dedicar tiempo suficiente para la realización de una selección correcta y tener en cuenta que no es algo fácil, que no todo el mundo sabe hacerlo y que muchas veces es mejor dejarlo en manos de profesionales de la misma manera que lo hacemos con otras actividades tales como el asesoramiento legal, por ejemplo.

En todo proceso de selección de personal nunca deben faltar las siguientes fases:

  • Detección de necesidades

Para ello es importante conocer la organización, las áreas, y los miembros que la componen frente a las actividades que se realizan en la misma. La necesidad puede surgir por una carga de trabajo temporal o definitivo, por la salida de algún miembro de la organización o cualquier otro factor.

Es muy importante ser rápidos en esta fase del proyecto y poner en marcha el proceso a la mayor brevedad posible.

  • Reclutamiento

Después de haber detectado la necesidad de cubrir un puesto de trabajo con personal externo comienza el proceso de selección en sí con la inserción de la oferta de empleo (portales de búsqueda de empleo), búsqueda a través de las redes sociales profesionales, bolsa de empleo (C.V. que en estos últimos tiempos llegan a diario a todas las empresas), referencias de empleados, etc.

  • Preselección de personal

Una vez que se hayan recepcionado curriculums suficientes (por las diferentes vías de las que hablábamos en el punto anterior) se hará una criba inicial descartando aquellos que no cumplan los requisitos valorados como imprescindibles para cubrir el puesto objeto de la selección, y comenzaremos a citar a los posibles candidatos.

  • Pruebas

Esta fase es fundamental porque será el momento en que podamos conocer al candidato y estar frente a él y valorar su lenguaje corporal, su conocimiento de la materia, etc.

Es la fase más importante del proceso en la cual, nos reuniremos con diferentes candidatos para la realización de entrevistas personales, grupales, pruebas teóricas, de aptitudes, psicotécnicas, y otras con el fin de valorar las habilidades y capacidades que tienen nuestros candidatos frente a las necesidades que tenemos en nuestra empresa.

  • Elección del candidato y posterior contratación.

Después de la fase de pruebas, entrevistas y otros, debemos tomarnos el tiempo suficiente para elegir a nuestro candidato, partiendo de un número máximo de dos o tres finalistas.

Habrá que analizar muy en detalle los puntos fuertes, las debilidades, las habilidades, etc., siempre partiendo de la descripción inicial del puesto de trabajo que se realizó por la compañía en el momento que detectamos la necesidad de cubrir una vacante.

Una vez que tengamos claro el candidato finalista deberemos ponernos en contacto con él para comunicarle nuestra decisión, así como para cerrar los temas de contratación, alta en seguridad social y otros.

Los candidatos descartados, agradecen información sobre el resultado del proceso, por lo que es conveniente avisar al resto de los candidatos de su situación dentro del proceso (bien a través de una llamada, un email, etc.).

Hay que tener claro que el proceso no acaba con la incorporación en la compañía, a partir de este momento los departamentos de RRHH deberán hacer un trabajo de continuidad en el cual se lleven a cabo sesiones de acogida para el candidato (presentación de la organización, compañeros, normas, etc.), así como un posterior seguimiento de la integración del candidato en la empresa a través de reuniones periódicas, encuestas de satisfacción, etc.

Desde Grupo SCA podemos ayudarle en su proceso de selección de personal, no dude en ponerse en contacto con nosotros si lo necesita. (alethia@gruposca.com).