Año 2015, llega el sistema de liquidación directa: CRETA

El Sistema de Liquidación Directa o Creta – (control de recaudación por trabajador), impulsado por la TGSS, pretende mejorar el sistema actual de cotización de las empresas, facilitando la liquidación y el cálculo de las cuotas sociales de cada trabajador, lo que supone una modificación en el actual procedimiento de intercambio de información, tratamiento, estructura y formato de los ficheros en su relación con la TGSS.

En este nuevo sistema la Seguridad Social es quien factura  las cotizaciones sociales a las empresas de acuerdo con la información que tenga en sus bases de datos, realizando un cálculo previo para cada uno de los trabajadores de las empresas, pasando de un modelo de autoliquidación a un modelo de facturación.

El objetivo es optimizar la información facilitada a empresas y trabajadores, prevenir posible situaciones irregulares de cotización y facilitar el pago de cuotas por medios telemáticos.

¿Qué ventajas aporta?

-Facilita y simplifica la cotización a la Seguridad Social.

-Aumenta la seguridad de las empresas al ser la TGSS la que conoce y aplica las reglas de cotización de cada momento, minimizando errores, contrastando los datos con carácter previo a la liquidación.

-Los trabajadores y los usuarios del sistema de liquidación directa disponen de nuevos servicios que proporcionan mayor detalle sobre la cotización, comprobación del ingreso, informes de cotización de todos los trabajadores, informes de vida laboral, etc.

-Mejora la transparencia  y la forma de relación con las empresas basado en un sistema plenamente telemático, eliminado progresivamente actuaciones presenciales.

¿Qué novedades aporta?

-Nuevos cálculos y cotización por tramos de días, en función de la situación que pueda afectar al trabajador, siendo diferentes según el tramo.

– El cálculo se realizará individualizado por trabajador en lugar del cálculo actual por Código de Cuenta Cotización.

-Se podrán realizar liquidaciones parciales o totales, debiendo conciliarse los datos entre empresa y seguridad social, para que el cálculo sea coherente.

¿Problemática?

Con este nuevo sistema, la información y cotización viene determinado por TGSS, de este modo cualquier incidencia, variación o contingencia no reflejada en los sistemas de la Seguridad Social, no serán tenidos en consideración; por este motivo ante problemas de comunicación ya sea de información o plazos por parte de la empresa, trabajador u organismos oficiales, puede provocar discrepancias en los importes a ingresar, lo cual conlleva la necesidad de un control intenso y exhaustivos de estos plazos respectos a la información que pueda afectar al cálculo, que en muchas ocasiones no es controlable por alguno de los interlocutores afectados.

¿Implantación?

La fecha de implantación de este nuevo sistema de liquidación directa de forma definitiva y global, después de varias demoras en su tramitación legal, está prevista para el año 2015; actualmente se está desarrollando un programa piloto, con el fin de comprobar las funcionalidades, pruebas de cotización y su adaptación progresiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *