El fichero CRA, ese gran desconocido

Con efectos del 22 de diciembre del año 2013, el art 109 de la Ley General de la Seguridad Social (relativo a la inclusión de conceptos retributivos en la base de cotización) fue modificado por la Disposición final tercera del Real Decreto-Ley 16/2013, de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores. La nueva redacción enumera los diferentes conceptos excluidos de la base de cotización, debiendo computarse el resto sin tener en cuenta la naturaleza salarial o extrasalarial de los mismos.

En la misma Disposición se establece, la obligación por parte de los empresarios de comunicar a la Tesorería General de la Seguridad Social en cada periodo de liquidación el importe de todos los conceptos retributivos abonados a sus empleados, con independencia de su inclusión o no en la base de cotización a la Seguridad Social.

La obligación consiste en, de forma mensual, informar, respecto a cada periodo de liquidación, de todos los conceptos retributivos abonados a cada trabajador ya sea en salario o en especie y con independencia de si dichos conceptos cotizan o no a la Seguridad Social o si forman o no parte de la base de cotización.

Ante el incumplimiento de dicha obligación, se entiende que estaríamos ante una infracción leve de Seguridad Social (art 21.4 de la LISOS), “No facilitar o comunicar fuera de plazo a las entidades correspondientes, los datos, certificaciones y declaraciones que estén obligados a proporcionar, u omitirlos, o consignarlos inexactamente”, aunque la Disposición no establece nada al respecto.

Así, los expertos en materia laboral, están entendiendo, que esta medida es un paso más a controlar de forma inmediata por parte de la Administración el sistema de retribución de los empleados con independencia de su carácter salarial o no, entendiendo con esto que lo que se pretende es controlar los posibles fraudes de cotizaciones y retenciones (se prevé que en algún momento habrá cruces con la aeat).

Ante la falta de información por parte de la Administración, deberemos esperar a la publicación de un Reglamento que desarrolle dicha obligación para evitar incumplimientos o errores en el envío de dichos datos por desconocimiento de la materia o falta de información al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *