“Privacy Shield”: El nuevo acuerdo europeo de Protección de Datos

La Comisión Europea y el Departamento de Comercio estadounidense han aprobado esta semana el “Privacy Shield” (“Escudo de Privacidad”), un nuevo acuerdo de seguridad sobre la transferencia de datos entre la Unión Europea y EE.UU. La adopción de este acuerdo sustituye al anterior, el “Safe Harbor” (“Puerto Seguro”), garantizando un adecuado nivel de protección y respeto de la normativa sobre privacidad de la Unión Europea. Hay que recordar que el “Safe Harbor” fue invalidado por no proteger de forma suficiente los derechos de los ciudadanos europeos.

El nuevo marco legal pretende dotar de garantías a los usuarios en el uso de herramientas y servicios de internet, protegiendo los derechos fundamentales de cualquier persona en la UE cuyos datos personales se transfieran a EE.UU., así como aporta claridad jurídica para las empresas que dependen de las transferencias de datos transoceánicos.

Por tanto, se pretende crear un estándar definido de protección, resguardando los derechos fundamentales de cualquier persona en la UE, restringiendo el acceso del gobierno a los datos y proporcionando métodos de reparación más sencillos y ágiles para los usuarios en caso de reclamaciones, así como trata de recuperar la confianza de los consumidores afectos al intercambio de datos entre ambas potencias económicas.

Consecuentemente, el “Privacy Shield” implicará una mayor colaboración entre Europa y EE.UU., tanto a nivel gubernamental como empresarial. La secretaria del Departamento de Comercio estadounidense, Penny Pritzker, ha señalado que este acuerdo es una buena noticia para todos, ya que permitirá compartir ideas a través de ambas fronteras, salvaguardando la privacidad. Añade, además, que fomentará el intercambio de empleo internacional.

 Podemos concluir señalando que este acuerdo supone un gran avance para la protección de nuestros  datos personales, considerando el vacío en el que nos encontrábamos desde la invalidez del “Safe Harbor“, y partiendo de la premisa de que el intercambio de datos resulta un tema crucial en una sociedad tan globalizada como la actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *